Nueva tributación de las ganancias patrimoniales en el IRPF

Lo que el Ministro de Hacienda avanzó en el mes de julio acerca del incremento de la tributación de las plusvalías generadas por la venta de acciones fue confirmado ayer por el presidente del gobierno.

De esta forma, se penalizarán las plusvalías derivadas de operaciones a corto plazo, que serán gravadas al tipo marginal del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas frente a las de aquellos inversores que obtengan plusvalías de manera más estable y menos especulativa y que serán gravadas de acuerdo con el sistema vigente actualmente.

En la actualidad todas las plusvalías se gravan a un mismo tipo del IRPF independientemente del período de generación; esto es el tiempo que media entre el momento de la compra y el de la venta. La tributación de la plusvalía en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas varía según el importe de la ganancia de la siguiente forma: el 21% cuando es inferior a 6.000 euros, el 25% si la ganancia está entre los 6.000 y 24.000 euros y el 27% para las ganancias superiores a 24.000 euros.

Nos encontramos ante una vuelta al régimen de tributación vigente hasta 2005 en que la tributación de las plusvalías era discriminada en función del periodo de generación de la misma y se distinguía entre las generadas en más de un año o más de un año.

En el comunicado hecho ayer por el presidente del gobierno se insistió en que se busca limitar las operaciones de compra-venta realizadas únicamente con fines especulativos pero no se confirmó si afectará también a las transmisiones de bienes inmuebles ni la entrada en vigor de esta medida.

Adicionalmente, se anunció que los Presupuestos Generales del Estado para 2013 incluirán un nuevo impuesto medioambiental siguiendo las directrices dadas desde Bruselas sin precisar más detalles acerca de esta más que probable nueva figura impositiva.