Limitación del pago en efectivo a las empresas

El secretario de Estado de Hacienda, ha avanzado este lunes que el Gobierno limitará el uso del pago en efectivo en las transacciones empresariales. Adicionalmente se prevé que no afecte a los particulares a corto plazo, si bien no se descarta la posibilidad.

Más allá de estas medidas contra el fraude fiscal, el Gobierno pretende desarrollar otro tipo de medidas, como conocida “Ley de Emprendedores”, que tiene prevista su aprobación en el primer trimestre de 2012 y que se prevé incluya cambios fiscales en el IRPF y en el Impuesto de Sociedades.

Criterio de caja o criterio de devengo

El más comentado de los cambios es el que ya incluyó el actual durante la pasada campaña electoral; esto es, el pago del IVA en el momento del cobro de las facturas (criterio de caja) y no en el momento de la emisión de las mismas (criterio del devengo).

Asimismo, esta nueva Ley incluirá la deducción fiscal de los de 3.000 euros para pymes que incluye la recientemente aprobada reforma laboral.

La cuenta corriente tributaria

En cuanto al sistema de cuenta corriente tributaria se prevé su extensión a otras administraciones de manera que los contribuyentes puedan compensar importes a cobrar y a pagar con distintas administraciones, ya sean locales, autonómicas o estatales. Si bien la idea es síntoma de agilidad administrativa, su negociación y aprobación será una ardua tarea al intentar combinar los intereses de las distintas administraciones todas ellas necesitadas de financiación.

Reforma del Impuesto sobre Sociedades a medio plazo

En cuanto al Impuesto sobre Sociedades, se prevé una profunda reforma a medio plazo porque, en palabras del secretario de Estado de Hacienda, “algo pasa” con este tributo que registra caídas en la recaudación que no se corresponden con las caídas de PIB. En concreto, se insiste desde el gobierno en la necesidad de evaluar las actuales deducciones del tributo, mantener los mecanismos que favorecen la internacionalización de las empresas, clarificar ciertos campos para reducir la litigiosidad y buscar incentivos que generen más actividad empresarial.

Plusvalías y planes de pensiones

El Gobierno también buscará a medio plazo formas de favorecer el ahorro y la autofinanciación empresarial con medidas que pueden materializarse en exenciones a plusvalías que se reinviertan en la propia empresa o el análisis de los planes de pensiones, sobre todo de las aportaciones y los rescates.